CentroArte - arte en el centro

 

 
 Catálogo de:
 Artistas
 Personalidades
 Agrupaciones
 Instituciones
  Sitios de interés histórico-cultural de:
 Manifestaciones
 Música
 Libro y Literatura
 Patrimonio
 Artes Plásticas
 Artes Escénicas
 Casas de Cultura
 Cine
 Enseñanza Artística
 UNEAC
 Fondo de Bienes Cult.
 ARTex
 Asoc. Hermanos Saíz
 Casa Samuel Feijóo
 Revista Guamo
 Por los Municipios
 Caibarien
 Camajuaní
 Cifuentes
 Corralillo
 Encrucijada
 Manicaragua
 Placetas
 Quemado de Güines
 Ranchuelo
 Remedios
 Sagua la Grande
 Santa Clara
 Santo Domingo
 Sitios Villaclareños...
 Portal de Villa Clara
 Periódico Vanguardia
 Univ. Ctral. Las Villas
 Joven Club Villa Clara
Cubarte - Portal de la Cultura Cubana
Villa Clara · CUBA · Jueves, 30 de Octubre de 2014 | 10:15 PM

Alto contraste. Frémez de vuelta en Santa Clara.

A punto de cumplir sesenta años y cuarenta de vida artística, José Gómez Fresquet, Frémez, se alzaba con el segundo premio del I Salón de Arte Digital convocado por el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau en 1999. Para algunos, un creador de tan re-conocida trayectoria debía evitar confrontaciones de este tipo; pero para él, las jerarquí-as artísticas tienen que revitalizarse todos los días. Ahora tenemos la oportunidad de apreciar una extensa muestra de su trabajo en la exposición Alto Contraste, inaugurada el pasado viernes 24 de noviembre en la Galería Provincial de Arte, mostrada el pasado agosto en el Museo Nacional de Bellas Artes y luego en la ciudad de Cienfuegos, con motivo de habérsele otorgado el Premio Nacional de Artes Plásticas en el 2005.

Esta es la segunda vez que Frémez expone entre nosotros en el 2006, ya lo hizo en los primeros meses del año con la exposición Todas las mujeres de Neruda en la sede de la UNEAC, traía entonces su obra reciente, concebida enteramente en soportes digitales. Como él mismo afirma utiliza la computadora en «estrai» e imprime por medios digita-les, en Alto contraste todas las impresiones son de este tipo, pero algunas obras fueron creadas inicialmente con otras técnicas como la serigrafía, el off set, recuperadas mu-chas de ellas mediante su digitalización.

Frémez pertenece a una promoción de creadores que colocó al diseño gráfico en Cuba en la primera línea del arte revolucionario, su ámbito de acción estuvo dirigido funda-mentalmente al terreno de las publicaciones; la naciente entonces Revolución y Cultura, por ejemplo; y a la concepción de eventos únicos como el Festival Internacional de Mú-sica de Varadero y la exposición Del Tercer Mundo en el Pabellón Cuba. Desde enton-ces su enorme talento lo ha conducido a lo que parece ser una constante en su obra, trasgredir los límites de las diferentes disciplinas creativas, que lo han llevado a una constante superación de los medios expresivos con los que trabaja. Se recuerda, por ejemplo, su presencia en los Premios de Grabado Casa de las Américas en 1967 y 1968 por presentar obras resueltas en técnicas no contempladas en las convocatorias, pero imposibles de dejar a un lado por el impacto tremendo de sus imágenes.

Opuesto a un ordenamiento cronológico de su obra en Alto contraste, donde se reúnen varias décadas de trabajo, puede apreciarse en el conjunto la total coherencia de los pos-tulados esenciales presentes en una trayectoria profesional iniciada en la publicidad cu-bana de los años cincuenta, una incesante búsqueda de sentido a través de la yuxtaposi-ción de imágenes de diversas procedencias, en la mayoría de las ocasiones, o la reinser-ción de oportunas notas visuales en otras, en una reorientación discursiva ofrecida siempre con claridad meridiana y acertada elección de los elementos plásticos.

En ese amplio recorrido por la obra de Frémez, no pueden faltar sus aportes al cartel y la gráfica concebida para publicaciones, posibles de apreciar ahora después de su restau-ración digital. Sin embargo, no se incluyó en la muestra una de sus piezas más célebres de la serie Canción Americana, en la que aparecen una modelo occidental en el acto de pintarse los labios y una joven vietnamita con un rastro de sangre manándole de la nariz, uno de los iconos indiscutibles de los sesenta cubanos, una decisión de su autor que pre-tende liberarse con ello, hasta cierto punto, de la fuerza de una imagen que lo acompaña y trasciende.

No obstante, otras piezas de la serie iniciada en 1967 acompañan al espectador en Alto contraste. A mi modo de ver, en Canción Americana están los parámetros fundaciona-les de una manera impuesta por este creador; revertir los códigos de la publicidad, de los símbolos de status de la sociedad capitalista, en especial la norteamericana; acodado en la figura femenina como eje de esta propuesta desmitificadora del sueño americano en contraposición a las secuelas impuestas por el imperio al llamado Tercer Mundo; la gue-rra, la explotación, el hambre. Esas preocupaciones han acompañado a buena parte de la obra de Frémez y han adoptado en circunstancias determinadas el temperamento de ca-da momento histórico como en la serie ¡Qué se vayan! de 1980, alusiva al éxodo masi-vo por el puerto habanero del Mariel.

El lado tremendamente humanista latente en cada una de las obras de este artista, le ha permitido conformar otra imagen del mundo en que vivimos, a través de extensos para-lelos, sólo posibles en un hombre que parece habitar exclusivamente en el reino de las imágenes. El desenfado con que ha transitado y experimentado en los diversos medios gráficos, conservando la madurez y la fidelidad a sus presupuestos estéticos y concep-tuales en cada caso, facilitan la comprensión de su sello distintivo que inutiliza cual-quier discusión en torno a la validez de un medio u otro en la escena artística contempo-ránea, ya en una ocasión aclaró pertinentemente, sobre las diferencias entre el arte digi-tal y las artes tradicionales: «La diferencia está en que ya no es tan necesario tener una mano privilegiada como tener un cerebro privilegiado para no ser cautivo de la compu-tadora.»

Alto Contraste es la posibilidad de conocer de cerca a un artista que regalaría su obra a cada uno de los hogares cubanos, de hecho, su obra ya ha estado por años en nuestras casas a través de las revistas, carteles o etiquetas debidas a su imaginación; y en este sentido, la galería propicia el reencuentro con una imaginería que ya hemos vivido y re-cordamos, no sin nostalgia por los buenos tiempos, cuando el diseño se parecía tanto al arte, o el arte al diseño.

 Buscar en este sitio
Buscar
 En: 
 Convocatorias
  Concurso Nacional Louis Braille 2014.
 Efemérides Culturales
Se funda en Placetas el Club Amigos de la Música Campesina
Se constituye en Sagua el Club "Undoso" con aficionados al cine.
Puesta en escena de la obra "La Emboscada", por el Grupo Teatro Escambray
Se inaugura la Escuela Vocacional de Arte Olga Alonso en Santa Clara
Abre sus puertas en Santa Clara la Academia de Ballet de Marta Anido
Nace en Camajuaní Rubén Urribarres Pérez, músico y director de la Orquesta Sinfónica de Villa Clara
Comienza a circular el periódico zulueteño El Siglo
Nace en Cruces Richard Egües, conocido músico cienfueguero
Comienza a funcionar la Estación de Radio de Santa Clara
Nace en Camajuaní, el poeta Agapito Brito Portal
Se funda la Banda Municipal de Concierto de Santa Clara
Desfila por vez primera la Banda Municipal de Conciertos de Santa Clara
Nace en Isabela de Sagua el destacado violinista y compositor Mario Valdés Costa
Se funda en 1885 la Sociedad Dramática de Santa Clara.
Se publica en Sagua la Grande la revista semanal "El Brujo"
 Servicios on-line
  CorreoWeb de Cultura
  Tiempo de conexión
 Más sobre Cultura...
  Portal Cubarte
  Pinar del Río
  La Habana
  Matanzas
  Cienfuegos
  Sancti Spíritus
  Ciego de Ávila
  Camagüey
  Las Tunas
  Granma
  Holguín
  Santiago de Cuba
  Guantánamo
  Isla de la Juventud
“Símbolos de la Nación Cubana” - en CUBARTE
 
 
Acelerado por ionCube PHP Accelerator! La información cultural villaclareña desde el centro de la isla.
Copyright © 2002 CentroArte. Todos los derechos reservados.
Contacto: webmaster@cenit.cult.cu | Teléfonos: +53-(42)-205455, 217213
 
CentroArte